Tag Archives: recipe

¿Os apetece un salmorejo?

16 Oct

Hoy es el día mundial de la alimentación, y como últimamente estoy intentando cuidarme un poco, por que me tenía muy dejada, pues he pensado dedicar un post a la receta del salmorejo, que según dicen se me da bien…

Os cuento como lo hago yo.

Los ingredientes:

– Unos buenos tomates rojos ( para cuatro personas, unos 5 tomates ).
– Pan duro, de unos días antes…
– Un diente de ajo.
– Aceite de oliva virgen extra.
– Vinagre de Jeréz ( o el que prefiramos ).
– Sal.
– Un par de huevos.
– Taquitos de jamón.

Elaboración:

Lo primero que suelo hacer es poner agua en una cazuela a hervir, para escaldar los tomates. A los tomates les hago una cruz en el culo con un cuchillo y cuando comienza a hervir el agua los meto dentro por un minutillo escaso y lo saco sobre un cacharro con agua fría. Con este contraste de temperaturas el tomate se desprenderá de su piel fácilmente. Pelamos los tomates, incluso con los dedos saldrá perfectamente la piel. Le quitamos el pedúnculo a los tomates, los abrimos en dos y bajo el grifo le quitamos el mayor número de pepitas, sin desperdiciar la carne del tomate. Colocamos el tomate en un vaso batidor, o en un recipiente para batir, le añadimos el diente de ajo pelado y sin el germen, que es lo que hace que repita. Por otro lado, al pan le tenemos que quitar la corteza, y dejar tan solo la miga. La cantidad que uso para 5 tomates es de un ‘bocatón’, una viena mediana… Lo pongo a remojar en agua durante un ratito.
Al vaso donde pusimos el tomate y el ajo, le añadimos el pan escurrido, bien escurrido, le ponemos la sal que consideremos y el vinagre, y un buen chorro de aceite.
Lo batimos todo bien, que quede una cremita curiosa.
Por otro lado, tenemos que cocer los huevos, yo uso el agua donde escaldé los tomates, para así aprovecharla. Para poner los huevos duros, tenemos que dejarlos 10 min. desde que el agua rompe a hervir. Lo dejamos que se enfrien, los pelamos y picamos en daditos. 

Para terminar nos apartamos el salmorejo, le ponemos jamoncito picado encima y huevo, un chorreón de aceite y listo. Se suele tomar bien fresquito, asi que si los tomates estaban fuera del frigo, lo suyo sería que estuviera el salmorejo en el frigo por un ratito.

Pan de Ajo

23 Feb

Imagen

Ingredientes

Para la masa:
1 cucharadita de azúcar
250 ml de agua tibia
25 gr de levadura fresca
400 g de harina de fuerza blanca
1 cucharadita de sal
Aceite de oliva

Para el ‘relleno’:
2 cucharas de mantequilla más o menos
1 ajo tierno
1 ajo normal
Perejil picado
Orégano (para decorar y aromatizar)

* Tanto la levadura fresca como la harina de fuerza la conseguí en Mercadona.

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es poner 150 ml de agua tibia con la levadura, y batirla hasta que se deshaga. Dejamos que repose unos 15 minutos, mientras ponemos en un cuenco la harina y la sal, con un hueco en el medio. Cuando pasen los 15 minutos le vamos a añadir el agua con levadura a la harina, e iremos mezclando con una cuchara de madera, también le añadimos el resto de agua,100 ml. Si vemos que está demasiado floja habrá que ponerle más harina, y viceversa.

Amasaremos esta masa con las manos durante unos 10 minutos, en una superficie limpia y con algo de harina. Cuando consigamos una consistencia elástica, pondremos nuestra masa en un cuenco y le echaremos un chorrito de aceite y lo cubriremos con film, por un par de horas.

Cuando pasen las dos horas habrá doblado su tamaño, lo sacamos del cuenco y lo volvemos a amasar. Tras el amasado lo metemos en el recipiente donde lo vayamos a cocinar y lo dejamos reposar una media hora antes de meterlo al horno.

Con el horno a 200º cocinaremos nuestro pan durante 35 minutos. Mientras tanto prepararemos nuestro ‘relleno’ para convertirlo en pan de ajo. En un cuenco vamos a mezclar la mantequilla, el ajito tierno, el ajo normal y el perejil, todo bien picadito. Cuando saquemos el pan del horno le haremos unos cortes que no lleguen a cortar totalmente el pan… y ahí meteremos nuestra mezcla, con ayuda de una lengua de silicona o una espátula.

Se termina echándole un chorreón de aceite de oliva y poniendo un poco de orégano por encima.

Queda verdaderamente delicioso, animaos a hacerlo, merece la pena.